Cosas raras están pasando en Sonora (Parte 3/3)

SELECCIÓN TRANSCRIPCIÓN

CONVERSACIÓN GRABADA POR DISPOSITIVO DE REGISTRO PERSONAL

OPERACIÓN GUARDIÁN ORDEN JUDICIAL: 1853/90

INTERLOCUTORES:

Fernando Uribe Schmitz y Raquel Flores Montero

Fecha: 17/01/2019 Hora: 17:32

FUS: Aún no lo puedo creer, es increíble…. ¿Cómo te sientes, Raquel?

RFM: Con…. confundida….. ¿Dónde estamos?

FUS: ¿No te acuerdas, mi amor? Es el laboratorio, donde siempre he trabajado desde que nos mudamos a Sonora.

RFM: Pero parece diferente….

FUS: No sé por qué dices eso, si apenas ha cambiado en todo este tiempo… Puede que sea un efecto secundario de la descongelación, por eso decidí grabar nuestras primeras conversaciones, en caso de que haya efectos psicológicos que habrá que estudiar y tratar. A menos que te moleste, claro.

RFM: No, está bien… ¿Qué pasó, Nando? ¿Por qué me siento tan rara?

FUS: Cómo explicártelo… Llevas mucho tiempo… enferma.

RFM: ¿Enferma?

FUS: ¿Te acuerdas del accidente, cariño?

RFM: El… ¡El coche! Estaba manejando tan rápido, perdí el control…. Y el árbol, no lo vi a tiempo, ¡vino de la nada! ¿Pero por qué estamos aquí y no en un hospital? ¡¿Cuánto tiempo ha pasado?! ¡Mírate, Nando! ¡Tienes canas! ¿¡Las tengo yo también?!

FUS: Tranquila, tranquila, todo está bien. Te voy a explicar todo. Es que el accidente fue muy mal. Técnicamente estabas… muerta.

RFM: ¡¿Muerta?! ¡¿Cómo?! ¡¿Cómo estoy aquí?!

[Se escuchan ruidos sordos y jadeos agitados]

FUS: ¡Tranquila, Raquel! ¡Cálmate! No es una buena idea levantarte en tu estado. Puede que los procedimientos te hayan afectado.

RFM: ¿Qué procedimientos, Nando? ¿Si estaba muerta, cómo estoy aquí? Y… ¡¿Por qué mis manos se ven diferentes?! ¡Estas no son mis manos!

[Se aprecian más ruidos sordos y el chirrido de una camilla]

¡Y esas no son mis piernas! ¡No como las recuerdo yo! ¿¡Qué son esas cicatrices, Fernando?! ¡¡Qué hiciste?!!

FUS: ¡Cálmate, cariño! Esto no es como lo tenía previsto…. Creo que la adrenalina te está subiendo, necesitas un calmante.

RFM: ¡No! ¡No me toques! ¡¡No me toques!!

[Se escuchan unos pitidos agitados de monitores médicos al desconectarse y el estruendo de piezas de metal que caen al suelo]

FUS: ¡Raquel! ¡Vuelve ahora mismo!

[Unos pasos tambaleantes se alejan de la grabadora.]

FUS: ¡No abras esa puerta! Aún no te he explicado cómo fue el proceso, los sacrificios que he tenido que hacer para traerte de vuelta…

[Una puerta chirría al abrirse, dando paso a unos ladridos y quejidos de numerosos perros nerviosos]

RFM: Qué mierda…. ¿Qué les pasa a estos perros? ¿Por qué les faltan patas?

[Un grito ahogado]

¡Hay una mujer ahí! ¡Manca! ¡En una jaula! ¡¡Qué chingados, Fernando!!

FUS: Esto no debía ser así… Deberías seguir en la cama, descansando, así tendría tiempo para explicarlo, para limpiar todo esto… Ven aquí, te voy a dar un sedante y podremos empezar de nuevo. Todo habrá sido una pesadilla, sólo un sueño… Perdóname, Raquel.

RFM: ¡Aléjate Fernando! ¡Te dije que no me tocaras! No sé qué te pasa, pero no eres el hombre que recuerdo.

[Unos utensilios metálicos repican al caer al suelo]

FUS: ¿Qué haces, mi amor? Baja el bisturí, no sabes lo que estás haciendo. Obviamente algo le pasó a tu cerebro durante los procedimientos, pero podemos arreglarlo. Sé que lo haremos.

[Una mujer gime débilmente de dolor en el fondo]

RFM: ¡Eres un monstruo! No sé cómo me reviviste, pero ¡no puedes explicar toda esta mierda! ¡Vete a la verga! ¡Aléjate!

[Se escucha una pelea; más utensilios y aparatos caen al suelo]

RFM: ¡Déjame! ¡Déjame!

[Unos gritos ahogados dan paso a un gorgoteo violento. Después de un silencio prolongado, una mujer comienza a llorar.]

EL UNIVERSAL

Caso macabro estremece pueblo tranquilo en Sonora

20/01/2019 | Hora: 9:38 | David Fuentes

Los pocos habitantes del pueblo de Rayón, Sonora, amanecieron este lunes con una gran sorpresa, ya que la Policía Federal acaba de anunciar que ha habido giros sorprendentes en su investigación pendiente en relación con la desaparición de varias jóvenes de la región.

Según reportaron las autoridades, la policía local recibió una llamada a alrededor de las 6:00 de la tarde de este martes por parte de una mujer histérica. Les informó que acababa de matar a un presunto atacante, después de que éste la habría intentado asaltar. Al llegar a su ubicación, los oficiales presenciaron una escena digna de una película de horror.

Los policías encontraron a la mujer en un laboratorio en medio del desierto, a unos 3 kilómetros del pueblo de Rayón. La víctima, luego identificada como Raquel Flores Montero, estaba tendida en el suelo, sollozando de manera descontrolada. Vestía una bata de paciente de hospital, la cual estaba manchada de rojo. A su lado, en medio de un charco de sangre, yacía el cuerpo del presunto atacante. Según se confirmó mediante una autopsia, la causa de muerte fue degollamiento con un bisturí.

Se trata de un tal Fernando Uribe Schmitz (54 años de edad), originario de la Ciudad de México e hijo de un padre mexicano y una madre alemana. Después de terminar sus estudios de medicina en el extranjero, regresó al Distrito Federal en 1996 para practicar como cirujano plástico. Pocos años después, decidió cambiar de rumbo y se mudó al estado de Sonora para estudiar tratamientos experimentales para el cáncer, ya que además de una licencia de medicina, ostentaba un doctorado en biología celular. Era el esposo de la Sra. Flores, con quien se había casado poco tiempo después de regresar a México. Lo que resulta más extraño, la mujer llevaba más de diecisiete años desaparecida, después de que su automóvil fue encontrado en la carretera con signos de un incidente violento. En algún momento el Sr. Uribe fue considerado el principal sospechoso de su presunto asesinato, pero nunca se encontraron pruebas contundentes. Ya que llevaba tantos años desaparecida, en los registros federales se consideraba a la mujer muerta oficialmente.

Al inspeccionar las instalaciones, las autoridades también descubrieron una especie de perrera improvisada que albergaba a docenas de animales maltratados y mutilados. Lo que es más, dentro de una jaula de perro encontraron a una joven inconsciente, de aspecto malnutrido. Fue identificada como Laura Ortega Torres, reportada como desaparecida hace más de tres semanas. Después de una revisión médica, se confirmó que su mano derecha había sido cercenada quirúrgicamente. En un giro insólito, la Sra. Flores afirmó que había recibido el miembro en una especie de trasplante.

Tanto la Sra. Flores como la Srta. Ortega se encuentran actualmente al cuidado del estado, ya que las dos requieren tratamiento para el trastorno de estrés postraumático y depresión. Basado en el testimonio de las dos víctimas, se cree que el Sr. Uribe podría ser el responsable del secuestro y asesinato de otras once mujeres de la región que llevan meses desaparecidas. Un equipo de peritos federales se ha encargado de peinar el área en búsqueda de sus restos.

ALIENS SECUESTRARON A MI NOVIA

(blognet.alienssecuestraronaminovia.com)

Post 21/01/2019 15:23

¿Leyeron ese artículo de El Universal que acabo de compartir? ¡Qué locura! ¡Me da ñáñaras sólo al pensar que ese demente me vio! ¿Qué tal si me hubiera capturado y operado? Seguro que me habría robado los ojos, son mi mejor rasgo. Bueno, eso dice mi mamá…

Lo que es más, no puedo creer que la prensa no haya dicho nada sobre los extraterrestres, ni una notita sobre las luces extrañas del desierto o la tecnología futurística que seguramente alberga ese laboratorio. Todos sabemos que esos experimentos tan raros no eran diseñados por ningún ser humano. ¡El gobierno nos está ocultando algo!

Piénsenlo, Elisa también fue abducida hace unos meses. Llevaba tres días desaparecida y de repente, ¡pum! Apareció en el desierto, no tan lejos de ese laboratorio, llevando sólo unas pantaletas y una playera de Hello Kitty. No le robaron una mano, ni nada por el estilo, pero volvió con una amnesia misteriosa. ¡Estoy seguro de que esos cabrones verdes la sondaron!

Amigos, no sé qué pensar de todo esto, pero me consta que las autoridades y la prensa “tradicional” no cesan de defraudarnos. ¿Qué dicen ustedes al respecto?

Les mando un gran abrazo como siempre,

Juan

COMENTARIOS AL POST DEL 21/01/2019

CazadorDeExtraterr3str3s dijo…

No sé güey, a mí me parece que los aliens y el pedo con El Doctor son dos cosas bien distintas, la verdad

LaVaquera27 dijo…

Típicos pitufos inútiles, había un puto asesino en serie operando bajo sus narices y no hicieron ni v*rga hasta que fue demasiado tarde

DoriLocos4Life dijo…

Q van a hacer con todos esos perros de 2 colas? Puedo adoptar uno? A ver si sale más aerodinámico…

LaMadreTi3rra dijo…

@DoriLocos4Life ¡Qué horrible! ¡¿No tienes tantita empatía por los animales, pendejo?!

ElDoctor65 dijo…

Qué página web tan curiosa…

Raquel, espero que de alguna manera este mensaje te llegue. Quiero que sepas que sigo pensando en ti, y que te perdono. Aún sigo tarareando esa canción tan pegajosa, nuestra canción:

Hay ausencias que triunfan
Y la nuestra triunfó
Amémonos ahora con la paz
Que en otro tiempo nos faltó

3 comentarios en “Cosas raras están pasando en Sonora (Parte 3/3)

  1. silvia

    POBRE DE RAQUEL, SU HISTORIA DE VIDA FUE ALTERADA SIN SU CONSENTIMIENTO, AHORA TENDRÁ QUE ENFRENTAR SU NUEVA REALIDAD. ESPERO Y LOS EXTRATERRESTRES LE AYUDEN!!!

    SALUDOS LIAM

    Me gusta

  2. Pingback: Cosas raras están pasando en Sonora (Parte 2/3) – Cuentos de un gringo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s