Blog

Cuatas (Parte 3/3)

No es fácil tener una hermana, y mucho menos si ésta es una fresa insoportable. Harta de su familia, una chica anda por la Ciudad de México en busca de una enigmática bruja que supuestamente la podría ayudar. Pero hay que tener cuidado con lo que uno desea, porque a veces se consigue…
(Parte 3/3)

Cuatas (Parte 2/3)

No es fácil tener una hermana, y mucho menos si ésta es una fresa insoportable. Harta de su familia, una chica anda por la Ciudad de México en busca de una enigmática bruja que supuestamente la podría ayudar. Pero hay que tener cuidado con lo que uno desea, porque a veces se consigue…
(Parte 2/3)

Cuatas (Parte 1/3)

No es fácil tener una hermana, y mucho menos si ésta es una fresa insoportable. Harta de su familia, una chica anda por la Ciudad de México en busca de una enigmática bruja que supuestamente la podría ayudar. Pero hay que tener cuidado con lo que uno desea, porque a veces se consigue…
(Parte 1/3)

Mi osito ruso

Había rumores, pero hasta ahora nadie podía explicar cómo ganó Trump. En este cuentito satírico, verás cómo una noche de pasión en un motel del amor siberiano llevó a un nuevo orden mundial.

Querido Twinkie

Se puede encontrar el amor en cualquier lado. Algunos conocen al amor de su vida en clase, en la calle o hasta en una aplicación de su teléfono. Otros no tienen tanta suerte…

La amenaza gatuna

¿Unas simples mascotas? Ni de chiste. Nadie sabe qué están tramando los mininos, pero no puede ser bueno para la humanidad.

Los otros héroes

¿Cuando los superhéroes famosísimos de los cómics no están, quiénes más pueden salvar al mundo? Ojalá baste con una argentina que ve sólo un minuto en el futuro, un mexicano con pedos letales y un español que es invisible cuando nadie está mirando.

Los zapatos azules

¿Qué tienen en común un mesero, un oficinista y un basurero? Historias extrañas del día a día en Los Ángeles, y un bully abominable que viste unos zapatos hechos de un charol demasiado reluciente y ofensivamente azul.

Una esclava del hambre

Sin padres que la ayuden, Andrea sólo tiene un propósito en la vida: cuidar de su hermanito. Lo ama, lo regaña, trabaja duro para poner comida en la mesa. Pero en este cuento de terror, la llegada de un desconocido misterioso en el metro está a punto de arruinarlo todo.

Cargando…

Algo ha ido mal. Por favor, recarga la página y/o inténtalo de nuevo.


¡Suscríbete!

Sé el primero en saber cuando publico una historia nueva.